Una de las diferencias fundamentales entre los hombres y las mujeres es que los hombres resuelven los problemas, mientras a las mujeres nos gusta hablar de lo que nos molesta. Más de el 80% de los hombres ofrece alguna solución cuando su mujer o novia tiene algún problema y se pone enfermo si no la encuentra.  Nosotras, las mujeres demostramos compasión cuando alguien comparte su problema con nosotras. Por eso lo que esperamos es compasión cuando se trata de nosotras y de nuestros problemas. En cambio, los hombres prefieren analizar los problemas, solucionarlos y después pasar página.

Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus

Nosotras las mujeres, al compartir nuestros problemas con el hombre que queremos, preferimos que nos acaricie, que nos escuche y que lo hablemos. Los hombres prefieren las soluciones rápidas: pensar, decidirse y actuar. El hombre quiere ayudar, quiere solucionar el problema y si no encuentra la solución piensa que algo no funciona bien consigo mismo. Por eso no te ofendas si tu pareja te pregunta cosas prácticas y no dramatices tu problema. Te puede parecer que no te entiende, no demuestra la compasión que tú necesitarías, no obstante él solo quiere encontrar la solución.

Por eso es difícil hablar de los problemas de pareja con un hombre porque en seguida te pregunta: ¿qué quieres que haga? La mujer tiene que decir cómo hacerla feliz. Y si la mujer sigue con el mismo rollo ¿qué hará el hombre? Se callará. No lo hará para ofenderte, sino porque no sabe qué debe hacer. Se corta por completo. Paralelamente tienes que prepararte por si tu pareja comparte contigo sus problemas ya que no bastará escucharlo y hablarlo, le gustaría que le expongas posibles solución.

En mi vida privada varias veces he cometido este error. Cuando mi novio me contó algo que le molestaba yo le escuché con compasión pero no intenté encontrar alguna solución. Él por eso se sentía decepcionado, esperaba más de mí.

Hay numerosas relaciones que fracasan por la musma razón. Contemplamos los problemas según nuestro punto de vista, sólo pensamos en lo que nos importa a nosotros, en vez de tener en cuenta lo le importa a nuestra pareja. La versión para mujeres del libro Cómo Recuperar a tu Ex es una auténtica guía para entender el funcionamiento del hombre, qué es lo que piensan sobre las mujeres, el amor, los roles fundamentales hombre/mujer, la intimidad, el compromiso, el sexo, etc...