Una mujer básicamente necesitaría cuatro hombres: uno mayor, uno feo, uno musculoso y uno gay. El mayor porque ofrece una estabilidad económica, tiene dinero para comprar cosas para la mujer, la protege, la abraza con frecuencia pero no espera sexo a cambio. El feo se alegra de tener una novia tan guapa, por eso la ayuda con las tareas domésticas o lleva su coche al taller, lo limpia, etc., es decir le permite tener más tiempo libre. El musculoso no es muy inteligente para charlar con él, es un hombre de impulsos,pero ofrece placer carnal y sexo salvaje sin límites. El gay porque se puede ir de compras con él, se puede charlar con él sobre problemas sentimentales. Si una mujer tiene todos estos hombres será feliz y estará contenta. Naturalmente no siempre es así, porque aun así no es seguro que esté feliz. En cambio, un hombre es mucho más sencillo. Él también necesita cuatro cosas y estará contento si las obtiene.

Estímulo

Antes, en la edad prehistórica, el hombre cazaba todos los días. Arriesgaba su vida para conseguir comida para la familia. Las mujeres por ello le estaban agradecida. Hoy en día, miles de años más tarde, la situación es parecida. El hombre cada día va a trabajar y lucha con su jefe (que lo puede despedir en cualquier momento), lucha con los empleados (que están dispuestos a luchar por lograr un ascenso), lucha con los clientes de su empresa (los que siempre estás descontentos y se pueden quejar de él), etc. Se trata de luchas de verdad que consumen muchísima energía.

Por eso la mujer tiene que estimular a su hombre, apoyarlo y estar agradecida. Cuando tu chico llega a casa, pregúntalo qué tal le ha ido el día y dale las gracias por haber trabajado por el bien de los dos. Si tu chico acaba de arreglar el grifo que goteaba tú dale las gracias y alábalo. Dile que es un manitas. Si lleva el coche al taller y paga la reparación, dale las gracias por haberlo hecho. Si un día se viste bien y se pone guapo sin que tú le hayas ayudado a elegir la ropa, no se te olvide comentarlo positivamente. Es decir, tienes que estimular a tu chico para que esté “fuerte” y tenga energía para ir de “caza” todos los días.

Lealtad

Para el hombre el amor se parece mucho a la lealtad. Lo que quieren es que la mujer esté a su lado y que demuestre que es leal hasta el último momento. Si lo echan del trabajo o le bajan el sueldo, no le ascienden o su amigo acaba de comprarse un coche deportivo o joyas más caras para su novia/ esposa, a pesar de todo tu chico tiene que saber que estás a su lado. El amor de un hombre es sencillo, no es tan complejo a nivel sentimental, tan delicado y bonito como el de una mujer. Para el hombre el amor casi equivale a la fidelidad y lealtad. Necesita que a veces le digas: “Yo te necesito a ti y a nadie más.”, “Por mi el otro puede tener más dinero, yo necesito un hombre tan inteligente como tú.”, “Tú eres mi chico, te quiero solamente a ti”. Es esto lo que un hombre quiere escuchar. Si la mujer es fiel y su fidelidad es inquebrantable, el hombre se centrará solamente en ella y no va a desear estar con otras.

¿Qué necesitan los hombres de verdad?

Cuidar al hombre

La verdad es que todos los hombres son los hijitos de mamá. Mamá les compra ropa y les prepara su plato favorito. Tengo que advertirte que todos los hombres buscan lo mismo en la mujer amada. Quieren una “mamá” que les ayude a elegir la ropa adecuada y les prepare su comida preferida. Todos los hombres necesitan consejos para poder vestirse bien y  por último hay que alabarlos (véase la parte “Lealtad”).
Además es una gran ventaja si una mujer sabe cocinar, aunque hoy no esté de moda y tampoco se puede negar que existen parejas felices sin que la chica sepa cocinar. Se espera que la mujer sepa preparar algo y servirlo a su pareja, no se trata de que cocine como los cocineros de los restaurantes con estrellas michelin o cocine mejor que la suegra. El hombre estará muy agradecido, pensará que le ha tocado la lotería, incluso si la comida de su chica no es la mejor del mundo, él estará agradecido, orgulloso y muy contento.

Sexo

A los hombres les gusta el sexo. Ningún hombre puede existir sin sexo. Un hombre podría perder su coche, su casa, el trabajo, etc. Pero no el sexo. El hombre es paciente si es necesario, cuando está enamorado, cuando su chica está embarazada, pero si su pareja no le da lo que necesita, tarde o temprano buscará a otra que le satisfaga.Todo esto no significa que el hombre sea un animal con instintos, es capaz de dominar sus “sentimientos”, pero si no recibe lo que quiere o recibe menos de lo que necesita, buscará la recompensa. Los hombres saben que la mujer puede tener problemas, puede tener mucho trabajo o tareas domésticas, etc. y todo ello la cansa. Por eso puedes pedir que te ayude con los quehaceres domésticos, que te ayude a escribir el informe para la reunión de trabajo que tienes el día siguiente, que ayude a vuestro hijo/a con los deberes, que lleve a lavar el coche, incluso le puedes pedir que te compre un ramo de flores y te sorprenda con una cena romántica, etc. Pero no se lo puedes pedir todos los días para que tenga sexo a cambio. No se lo puedes pedir porque ellos también trabajan todos los días y también están cansados y necesitan relajarse con un poco de sexo.

Por tanto el hombre tiene que recibir las cuatro cosas que necesita- estímulo, lealtad, cuidado y sexo- o pasará página. Si después de un día complicado llega a casa y recibe estas cuatro cosas, recarga las pilas de energía, será fiel y querrá a su pareja con todas sus fuerzas. Hará todo lo posible para tener una relación feliz y estable.

A lo mejor  ahora pienses que no siempre hiciste  lo que te he explicado arriba. Tal vez tu pareja te abandonó porque le había faltado algo. Estoy seguro de que si volvéis a empezar a salir de nuevo, ya podrías mandar inteligentemente en vuestra relación. Te doy una oportunidad con el libro “Recupera a tu Ex”. Te presento cómo llamar la atención de tu ex, cómo reconciliarte con él y daros una nueva oportunidad.

Decargar Recuperar a tu Ex edición mujeres